Recientes

viernes, 14 de junio de 2019

Médicos se oponen a decreto que obligaría prescripción de medicamentos genéricos




El anuncio del Ministerio de Salud Costarricense sobre un reglamento que plantea obligar a que médicos, odontólogos y obstétricos receten el nombre genérico de los medicamentos y no sus marcas, generó la crítica del Colegio de Médicos y Cirujanos, que lo tachó de “ilegal, inconstitucional e innecesario”.

Para el vicepresidente del Colegio de Médicos y Cirujanos, Carlos Guillermo Escalante, este decreto coarta la libertad del profesional en medicina para recomendar determinados medicamentos al paciente, pues solo le puede recetar el nombre genérico.
“Es un decreto que lo que pretende es abaratar los medicamentos a nivel nacional, porque aquí casi cuestan el doble que en otros países: llámense genéricos o patentados”, afirmó Escalante.
“En este país, la mayoría de los médicos usan genéricos y patentados, pero no sabemos realmente los motivos por los cuales el Gobierno quiere que el médico solamente use los genéricos. Sabemos que son un poquito más cómodos en cuanto a precios y puede ser que en algunos pacientes actúen más rápido que un patentado o al revés. Esto lo que coarta es el acto médico”, apuntó.
Para el médico, este reglamento podría hacer que los pacientes escojan un medicamento basándose en su precio y no en su calidad.
“Nosotros entre colegas nos preguntamos, ¿qué criterios tiene el paciente para definir qué va a tomar? Si todos los medicamentos en un momento dado producen problemas secundarios, ¿cuál es la capacidad del paciente para decir que no quiere algún medicamento sino el otro porque es más barato? Yo creo que en este país a como está la situación, uno va a comprar cualquier producto, pregunta y compra el más barato”, afirmó.
En un documento enviado al ministro de Salud, Daniel Salas, el Colegio expone que el reglamento es “innecesario”, pues en las farmacias se informa al paciente sobre la existencia de otros medicamentos genéricos “y, a fin de cuentas, es el paciente quien tiene el derecho de escoger si compra el medicamento de marca o bien el otro genérico”.
Por otra parte, lo tachan de “ilegal” ya que limita al médico a que solo prescriba medicamento con nombre genérico, contrario a los artículos 105 y 106 de la Ley General de Salud, donde se señala que “los medicamentos pueden ser presentados para su uso, comercio, distribución y suministro con nombre genérico o con nombre registrado”.
Además consideran que es “inconstitucional” pues “violenta el principio de libre prescripción médica, el cual, a criterio de la Sala Constitucional y de la Procuraduría General de la República, es una garantía para preservar el derecho a la salud de la población costarricense”.
Otra de sus críticas al decreto es la imposición de castigos “desproporcionados”, que podrían desembocar en el cierre de una farmacia o consultorio.
Para el médico pediatra y neonatólogo, Alberto Guier Musmanni, aplicar este decreto no solamente afecta al paciente, sino también al médico, quien es el responsable de prescribir el medicamento.
“Si se obliga al médico a recetar una molécula con nombre genérico, el que se puede ver perjudicado -sin duda alguna- es el paciente, porque la mayoría de ellos no entiende de eso y por una cuestión de lógica se va a ir por costo. Si el tratamiento no es efectivo o presenta efectos adversos, además de salir perjudicado el paciente uno como médico queda mal”, mencionó Guier.
Acotó que las autoridades de Salud son exigentes al autorizar la venta de un medicamento; sin embargo, no lo son “tanto” en cuanto a velar por la calidad del producto que se distribuye.
“El Ministerio de Salud es poco exigente con lo que a uno como médico le preocupa más, que son los certificados de bioequivalencia; es decir, que se certifique la calidad del medicamento que se está distribuyendo. Mucha gente tiene que recurrir a la medicina privada para tratar de evitar eso”, destacó el médico.
Otra de las voces que se levantó en contra del decreto es la del Colegio de Farmacéuticos, que aseguró que la propuesta debe sufrir algunos cambios antes de convertirse en decreto.
“Para este tema tendremos una posición oficial este lunes 27 de mayo luego de la junta. Es un tema que nos tiene inquietos y tenemos amplias observaciones con respecto a la aplicación de ese reglamento. Consideramos que hay unos elementos que se tienen que discutir antes de que se llegue a un posible borrador”, mencionó el presidente del Colegio de Farmacéuticos, José Gatgens.
Este decreto estará en consulta hasta el próximo 31 de mayo, plazo que se extendió a solicitud del Colegio de Farmacéuticos. Luego de este proceso podrá firmarse y publicarse si la administración así lo decide.

EL DECRETO
El decreto, que sería aplicado a los médicos, odontólogos y obstétricos, tiene como objetivo darle al paciente la oportunidad de conocer y seleccionar las alternativas del medicamento prescrito por su nombre genérico.
Según se lee en el borrador del decreto, los regentes farmacéuticos deberán ofrecer al consumidor las alternativas que correspondan al medicamento escrito e informar sobre el precio de cada uno.
Además, las farmacias están obligadas a colocar en un lugar visible para el público, una lista de medicamentos genéricos de cada principio activo que tengan para la dispensación, con sus precios.
Los establecimientos farmacéuticos, consultorios médicos, odontológicos y obstétricos que no cumplan con las obligaciones del reglamento serán sancionados.
“La primera vez, una llamada de atención, de manera que no se repita esta no conformidad. La segunda vez dentro del mismo año calendario, será clausurado el establecimiento por un periodo de un día. La tercera vez dentro del mismo año calendario, será clausurado el establecimiento por cinco días“, menciona el borrador.






Costa Rica . 28/Mayo/2019
Fuente: www.semanariouniversidad.com
Por :Monserrat Cordero Parra
« PREV
NEXT »

No hay comentarios.

Publicar un comentario