Recientes

domingo, 13 de enero de 2019

director de participación comunitaria.

"facilitar la comunicación entre una organización y el público en general"
La participación ciudadana es una pieza fundamental del sistema democrático que promueve la construcción de una sociedad activa que ayudará a impulsar cualquier aspecto de la vida social, económica, cultural o política. Esta sociedad, mediante su implicación en los asuntos públicos, enriquece la acción del Gobierno y la dota de eficacia, pero, al mismo tiempo, este derecho ciudadano ayuda a generar un equipo de gobierno más exigente y de más calidad.

El proceso participativo es un diálogo constructivo y argumentado entre la ciudadanía y las instituciones, en qué tenemos la oportunidad de llevar a término un seguimiento del trabajo y la acción de nuestros gobernantes y de los asuntos públicos, y la posibilidad de colaborar en la construcción de una sociedad mejor. Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía.

La Administración de la CAIB quiere favorecer los mecanismos de participación y de cultura democrática mediante las nuevas tecnologías, entre otras vías, mediante mecanismos de democracia directa debidamente estructurados u otros procesos o instrumentos participativos.

Estos mecanismos de participación mediante las nuevas tecnologías pretenden ser una herramienta eficaz y accesible de participación ciudadana como canal de información en dos direcciones, en tanto en cuánto permita, por una parte, a la ciudadanía conocer en todo momento las iniciativas, proyectos y políticas que se llevan a cabo en el ámbito de la comunidad autónoma de las Islas Baleares y opinar sobre ellas y, de otra, proporcione al Gobierno una valiosa información sobre sus inquietudes, necesidades e intereses.

Este trámite tiene por objeto conocer la opinión de los ciudadanos y las ciudadanas, titulares de derechos e interesas legítimos afectados por un proyecto normativo ya redactado, directamente o a través de las organizaciones o asociaciones que los representen, así como obtener cuántas aportaciones adicionales puedan realizar otras personas o entidades.


Se trata de garantizar a toda la ciudadanía y a las empresas y organizaciones su participación en la elaboración de cualquier norma, dado que a todos les puede resultar de aplicación.


Así, accediendo al proyecto normativo que le interese, podrá encontrar el borrador de la norma que se ha sometido a información pública y realizar las aportaciones o adjuntar documentación (en caso de ser más de un documento, deberá ser comprimido), de forma telemática, en el plazo que se indica para cada caso o por escrito dirigido a la dirección postal que se señala, en el mismo plazo.


AUDIENCIA Y INFORMACIÓN PÚBLICA EN LA ELABORACIÓN DE PLANES




Este trámite tiene por objeto conocer la opinión de los ciudadanos y las ciudadanas, titulares de derechos e intereses legítimos afectados por un Plan ya redactado, directamente o a través de las organizaciones o asociaciones que los representen, así como obtener cuántas aportaciones adicionales puedan realizar otras personas o entidades.


Se trata de garantizar a toda la ciudadanía y a las empresas y organizaciones su participación en la elaboración de cualquier plan, dado que a todos les puede resultar de aplicación.


Así, accediendo al plan que interese, podrán encontrar el borrador que se ha sometido a información pública y la forma de hacer las aportaciones o adjuntar documentación (en caso de ser más de un documento, tendrá que ser comprimido), de forma telemática, en el plazo que se indica para cada caso o por escrito dirigido a la dirección postal que se señala, en el mismo plazo.






La participación ciudadana es una pieza fundamental del sistema democrático que promueve la construcción de una sociedad activa que ayudará a impulsar cualquier aspecto de la vida social, económica, cultural o política. Esta sociedad, mediante su implicación en los asuntos públicos, enriquece la acción del Gobierno y la dota de eficacia, pero, al mismo tiempo, este derecho ciudadano ayuda a generar un equipo de gobierno más exigente y de más calidad.


El proceso participativo es un diálogo constructivo y argumentado entre la ciudadanía y las instituciones, en qué tenemos la oportunidad de llevar a término un seguimiento del trabajo y la acción de nuestros gobernantes y de los asuntos públicos, y la posibilidad de colaborar en la construcción de una sociedad mejor. Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía.


La Administración de la CAIB quiere favorecer los mecanismos de participación y de cultura democrática mediante las nuevas tecnologías, entre otras vías, mediante mecanismos de democracia directa debidamente estructurados u otros procesos o instrumentos participativos.


Estos mecanismos de participación mediante las nuevas tecnologías pretenden ser una herramienta eficaz y accesible de participación ciudadana como canal de información en dos direcciones, en tanto en cuánto permita, por una parte, a la ciudadanía conocer en todo momento las iniciativas, proyectos y políticas que se llevan a cabo en el ámbito de la comunidad autónoma de las Islas Baleares y opinar sobre ellas y, de otra, proporcione al Gobierno una valiosa información sobre sus inquietudes, necesidades e intereses.




« PREV
NEXT »

No hay comentarios.

Publicar un comentario